16 jun. 2011

Transilvania: un destino... poco común


Ciudades medievales, calles empedradas, castillos y fortalezas dignas de la más aterradora película de miedo: ésto es  lo que más te llamará la atención de Rumanía.

Pero Rumanía no es sólo eso… al contrario de lo que la gente pueda pensar, Rumanía es un destino precioso, lleno de maravillosos paisajes y pintorescos caminos, de lugares mágicos y escondidos… Es un país que todos subestimamos, aun sin conocerlo...  ¡Y todos deberíamos convencernos de que una buena ruta en coche por Rumanía no tiene precio!

Rumanía es además el hogar del famosísimo Vlad Tepes (Personaje real en el que Bram Stoker se basó para crear al Conde Drácula) y un destino imprescindible para los amantes del misterio y las leyendas.  

Sighisoara es una de las ciudades de la región histórica de Transilvania y lugar de nacimiento del Conde Drácula. Debes visitar  su Ciudadela, construida sobre una colina y nombrada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO debido a su singularidad. Tampoco te pierdas el centro histórico, con su famoso reloj en la torre y claro está, la supuesta casa del  “maléfico” Conde Drácula.  Tampoco te puedes perder el castillo de Bran (en la foto), no muy lejos de la misma Sighisoara.

 Ambos lugares están, respectivamente, a tres y cuatro horas de viaje desde la capital (Bucarest, para el que no lo sepa) y además en la misma dirección, por lo que podrás añadirlo en tu ruta si el tiempo te lo permite.

La leyenda de Drácula también está conectada con dos castillos, Hunyad y Poenari. Poenari (En la foto de portada) es famoso por ser el castillo más tétrico y fantasmal del mundo y por haber sido la morada del famoso príncipe rumano Vlad. Aunque a día de hoy está en ruinas, se puede visitar…. Para los que tengan ganas y fuerzas: estáis avisados,  hay que subir 1500 escalones.

En el otro castillo, Hunyad, se dice que Vlad estuvo 7 años preso, y una de sus mayores atracciones es la carretera que hay que cruzar para llegar hasta el mismo: Transfagarasan, famosa en el mundo entero por ser una de las más peligrosas del mundo, en la que los vientos pueden llegar a soplar hasta a 90 km/h

Al final de esta carretera de sinuosas curvas y escarpadas pendientes se puede disfrutar de una preciosa vista panorámica del lago Balea, desde unos 200 metros de altura. El que lo pase mal por el camino, ya sea en moto, coche o bicicleta (Dios os coja confesados!) puede quedarse con la tranquilidad de que las vistas merecerán la pena.

Si te da por tirarte a la aventura y darte una ruta en coche por Rumanía, ten en cuenta que en invierno hace muchísimo frío, y que algunas de las carreteras estarán cerradas debido a las inclemencias del tiempo. En Rumanía puede nevar incluso a finales de primavera, así que más vale que vayáis preparados psicológicamente.

Otra visita que merece la pena y que te hará reir auqnue no lo parezca a primera vista, es el Cementerio Alegre de Sapanta, un poco más al norte, en el que todos los epitafios en las lápidas y las cruces son poemas humorísticos que resumen el carácter y la vida del difunto.

Y por supuesto, si te animas a visitar este fantasmagórico destino, alquilar un coche en Rumanía es lo mejor para hacer todas las visitas y rutas posibles y no perderte ni una de las mil historias que este pais tiene que contarte… Tanto si quieres ir a Transilvania o Bucarest en busca de Vampiros, como si prefieres explorar el Norte o perderte por sus bosques, moverte en coche es la opción más viable para moverte por el país.

Recuerda que trabajamos con Avis, Europcar, Álamo y todas las grades empresas de alquiler de coches en más de 5000 puntos alrededor del mundo y unos 14 sólo en Rumanía, contando por supuesto todos los aeropuertos.

¡Descubre los misterios de Rumanía en coche y llévate a donde quieras!


Fotos originales en Flickr:
Pmsmgomes
Maikkeizer


No hay comentarios: