30 jun. 2011

Christiania, en Copenhague. La utópica “ciudad libre"


Durante casi cuarenta años ya,  la "ciudad libre" (fristaden) de Christiania, en un distrito de Copenhague, ha sido el refugio de todos los hippies y los artistas de la ciudad.  A día de hoy, con casi 1000 habitantes, Christiania se ha convertido en una sociedad semi anárquica y autogobernada, pero muy bien cuidada por sus habitantes.

Todo empezó cuando en el año 1971, un grupo de padres tiró una valla porque querían un lugar donde sus hijos pudieran jugar libremente. Este espacio era un terreno militar, con cuarteles abandonados, y tras casi 40 años, sus habitantes lo han reformado de manera increíble construyendo una iglesia, guarderías, tiendas de productos ecológicos, mercadillos, mercados de frutas, salas de exposiciones, un teatro, fuentes, puentes, restaurantes vegetarianos y bares.  Tienen incluso una estación de radio y lugares donde se puede ir a escuchar música en directo, el Musikloppen, una de las salas de conciertos más populares de toda Copenhague.

La calle principal, Pusher Street, está pavimentadas a trozos, otras partes son de adoquines, y otras simplemente de tierra… las casas están construidas con materiales reciclados y pintadas de colores. Hay un canal por el que la gente pasea en canoa e incluso producen su propia cerveza ecológica (Økologisk Christianias Thy Pilsner)

El barrio de Christiania tiene sus propias leyes, que más que leyes, son normas de convivencia: están prohibidas las drogas duras, hacer fotos, acampar en la calle y robar. Por supuesto, el reciclaje es obligatorio para todo el mundo. Tampoco se permiten coches, y de hecho en Christiania se encuentra la tienda de bicicletas más famosa de Copenhague.

Es un pueblo gobernado por el pueblo, en el que se utiliza el diálogo para tomar cualquier decisión. Sus habitantes tienen un enorme grado de libertad, pero se espera de ellos que participen activamente en la comunidad como ciudadanos. Esto quiere decir que si hay que coger un trabajo fuera de la comunidad, esto está permitido y bien visto.

El mayor conflicto con el gobierno de Dinamarca empezó por el uso y la venta de drogas (Las drogas blandas, como el hachis y la marihuana están “legalizadas”), y desde sus principios Christiania ha tenido varios conflictos violentos con la policía danesa y ha supuesto un problema para el Gobierno. A día de hoy, la ciudad libre intentar mantener una relación lo más amigable posible con el mismo, y eso ha hecho que el numero de disturbios y problemas se hayan visto visiblemente reducidos. Ellos sólo quieren vivir en “paz y armonía”, como auténticos hippies, pero hay que admitir que el nombre de  “ciudad libre” atrae a gente que prefiere vivir fuera de la legalidad.

Para dejar claro lo independientes que son, al salir de la ciudad se puede apreciar un cartel que dice: “Estás a punto de entrar en la Unión Europea”, ya que ellos no se consideran parte de esta última. Su bandera es roja con tres puntos amarillos, y estos tres puntos representan los tres puntos de las tres ies de ChrIstIanIa.

Christiania es un símbolo de que una vida alternativa es posible, y se ha convertido en una de las mayores atracciones turísticas de Copenhague. Llena de artistas y gente de todo tipo, estas 35 hectáreas de “ciudad libre” es una de las zonas más visitadas del país, y realmente se merece una visita aunque sólo sea para ver que realmente la ciudad, funciona. 

Info: Para viajar por Europa de forma “libre”, como los Christianios, no dudes en alquilar un coche barato con eAlquilerdecoches.es, echa un ojo a nuestras ofertas en Europa y Estados Unidos. 


Aunque no hay mucha información sobre esta pequeña ciudad, siempre puedes echar un ojo a la Wikipedia. Tampoco hay muchas fotos, pero si estás muy interesado, date una vuelta por Flickr. Siempre hay rebeldes que hacen fotos aunque esté prohibido :)

No hay comentarios: