11 jul. 2011

La Morada del Caos - Graffiti, arte y turismo rural


Este post va dedicado, en primer lugar para los amantes del arte callejero o graffiti, en segundo lugar para los amantes del arte moderno, y en tercer lugar, para los amantes del turismo rural más tranquilo. No necesariamente en este orden.

Parece increíble que estos tres tipos de persona puedan coincidir en un mismo lugar y a los tres gustarle muchísimo, pues os contamos de qué va…

El pueblecito del que vamos a hablar es un pequeño pueblo rural a las afueras de Lyon (Francia). Con no más de un millar de habitantes, este pueblo se ha convertido en reclamo turístico y social para miles de turistas. No en vano más de 900 artículos han sido publicado en prensa sobre este curioso lugar en más de 90 países.

Las casas en Saint-Romain-au-Mont-d’Or están construidas en piedra rústica, y llevan una a una, a la calle principal de este pequeño publecillo de provincia. En el momento que la calle principal, la Rue de la Republique, topa con la Rue de la Bessée, justo en frente del campo de fútbol del pueblo, toda la monotonía se rompe y comienza el auténtico Caos.

La Morada del Caos (Demeure du Chaos en francés) era un viejo caserón del siglo XVII, cuyo dueño, Thierry Ehrmann ha convertido en un auténtico museo vivo, en una obra de arte en sí mismo, cuyas paredes y jardines están cubiertas por cientos de obras de toda clase de artistas diferentes.

Thierry Ehrmann y su séquito de artistas han dado forma a esta antigua villa, cambiando radicalmente su aspecto mediante la adición de elementos arquitectónicos, paredes pintadas de negro, o quemadas, y así sucesivamente, dándole un aire sombrío y apocalíptico que realmente no tiene porqué gustar a todos... 

El interior de la villa también fue completamente transformado: la que era la oficina de Ehrmann, llena de pinturas renacentistas y muebles, ha sufrido una radical conversión. La decoración ha sido sustituida por piezas de chapa, cables que cuelgan del techo y agujeros en las paredes creando un ambiente de “día después” (No se sabe si día después de fiesta, día después de terremoto o día después del juicio final)


La inspiración de esta triste realidad no es ni más ni menos que trágicos acontecimientos que han ocurrido en nuestro mundo, como el 11 de septiembre, la trama de wikileaks o los disturbios en los barrios de París. Esta especie de "tierra de nadie", cubre un área aproximada de 12 000 metros cuadrados y alberga a más de 2 500 obras al aire libre. 


Cientos de personas cada fin de semana, se mueven entre parcelas de hoja de metal, chatarra oxidada, cráteres de meteoritos, y esqueletos calcinados de automóviles, bunkers de guerra y contenedores


El agua de la piscina está teñida de rojo sangre y los retratos de Osama bin Laden y otros terroristas siguen a los visitantes y transeúntes con la mirada. ¿Una de las obras más admiradas? Una recreación de la Zona Cero en Manhattan, de unos tres metros de alto y construido alrededor de las ruinas de un avión. Uno de los grafittis más actuales es éste, en el que aperece un rostro, mitad Julian Assange (Wikileaks) mitad Guy Fawkes


Este extraño gusto artístico ha creado gran controversia con los vecinos del pueblo, que denuncian a Thierry Ehrmann por romper el estilo arquitectónico de la zona y por construir sin licencia. El artista, sin embargo, piensa que sin controversia no hay arte y no está dispuesto a tirar la toalla. También hay que puntualizar que desde que el artista ha abierto las puertas al público en 2010, el pueblo ha cogido gran repercusión internacional, por lo que los vecinos deberían estar agradecidos!

Así que si tenéis pensado hacer una ruta en coche por Francia, no os lo penséis y pasar por este pueblecito de Lyon, que no os dejará de sorprender. Y si necesitás alquilar un coche barato, pues tampoco os lo penséis, ¡Ya sabéis dónde encontrarnos!



No hay comentarios: