7 sept. 2011

Querida Ley de Murphy

Hay una regla en este mundo que aplica a absolutamente todo, y ésta es la Ley de Murphy.  

Aunque el origen de esta Ley no está del todo claro (Hay diferentes teorías), lo que está claro es que se ha probado cierta en todos y cada uno de los aspectos de la vida. Por supuesto, para los viajes no iba a ser menos: Todo lo que pueda salir mal, saldrá mal. ¡Pero no por ello debes dejar de sonreir y de disfrutar de tus viajes!

Hoy os vamos a dejar aquí una listita de hechos que ocurrirán, sí o sí, cuando salgas de viaje tipo mochilero.  Da igual cuán lejos o cerca vayas, pero si eres de los que viajan con la mochila a la espalda, y poco dinero en el bolsillo, debes saber que:

  • Una cantidad asombrosa de lugares baratos para comer comida local aparecerá una manzana después de haber comprado y comido algo de comida rápida normal y corriente, que además, no te ha gustado mucho
  • Los souvenirs que quieras comprar siempre serán más baratos en la siguiente tienda/puesto. Pero sólo y exclusivamente si ya lo has comprado antes
  • Por lo contrario, si pasas la tienda/puesto en la que querías comprar el souvenir, pensando que lo encontrarás más barato en otra tienda/puesto, no lo encontrarás nunca jamás.  
  • Cada vez que intentes esforzarte en hablar el idioma del sitio en el que te encuentres, te responderán en inglés, o peor, en español. 
  • Te perderás sólo y exclusivamente cuando lleves la mochila con los 20kg a cuestas, lleves mapa o no.  Sin embargo, nunca te perderás cuando no lleves el equipaje contigo.
  • Los museos y atracciones turísticas cerrarán sólo un día a la semana: el día que tú decidas  visitarlos.
  • Ponerte malo es inevitable. La variedad de la enfermedad dependerá de qué medicamento decidiste no llevar contigo en el último momento. 
  • Los precios de los billetes de avión bajarán 10 segundos después de que compres el billete, a no ser que tengas la opción gratuita de cambiarlo o cancelarlo, en cuyo caso no bajará ni un céntimo.
  • Las cosas que pierdas durante tu viaje sólo y exclusivamente aparecerán una vez que la necesidad ya no existe. Esto es especialmente cierto cuando se trata de la llave del hostal o la tarjeta del hotel, en cuyo caso sólo aparecerá una vez que hayas pagado por una de repuesto. 
  • Encontrarás una habitación en un hostal super barato y super cool justo después de haber pagado por toda tu estancia en uno que no te convencía.
  • No importa en qué hostal te alojes / en donde te sientes en el transporte público / donde vayas a cenar. En uno de los tres, te tocará el loco de turno al lado.
  • La regla del 80-20. El 80% de las cosas que te lleves de viaje sólo las necesitarás el 20% del tiempo. Ese 20% que decidiste no llevarte, ¡Desearías habértelo traído durante el 80% del viaje!
  • Cuanto más finas sean las paredes del hostel, más ruidosos serán los del cuarto de al lado.  (Veáse parejas apasionadas, o viajes de fin de curso)
  • En los hostales, la calefacción y el aire acondicionado sólo funcionarán si hace calor en el primer caso, y si hace frío en el segundo.
  • Sólo lloverá en tu destino, si no llevas paraguas o impermeable. 


2 comentarios:

marina dijo...

Jajaj, big true! But how amazing is to remeber all this things with a big laugh after the trip!!

Viajes y Experiencias dijo...

LOL, pues sí!! o descubrir mediante facebook que el chaval que te tiraba los tejos sin parar durante el viaje está casado!!!