9 sept. 2011

Consejos útiles: cambiar una rueda


Hoy vamos a hablar de urgencias. No a todo el mundo se le ha pinchado una rueda alguna vez, pero, siguiendo con nuestra querida Ley de Murphy, normalmente cuando esto ocurre suele estar lloviendo, o nevando, o ser de noche o hacer mucho frío o mucho calor. Nunca a nadie se le pincha una rueda en circunstancias agradables.

Hoy os queremos dar una guía explicativa para cambiar una rueda en pasos muy sencillos. Sabemos que  el 50% de la gente que tiene coche sabe hacerlo, así que este post va dedicado al otro 50%.

¿Qué necesitas llevar SIEMPRE en el coche?
  • Rueda de repuesto en buenas condiciones
  • Gato (¡La herramienta!)
  • La llave necesaria para quitar los tornillos
  • Manual de instrucciones del vehículo (¡Está en la guantera!)
  • Chaleco reflectante
  • Triángulos 

Consejos de seguridad

Lo principal si se te ha pinchado una rueda y estas lejos de casa, lo más importante es llevar el coche (Contigo dentro, por supuesto) y aparcarlo en un lugar seguro en el que no pongas en peligro a otros vehículos ni a ti mismo. Si te pasa en autopista, intenta llegar a un área de descanso, gasolinera o similar. No es muy seguro hacerlo en el arcén. Pero si no tienes más remedio, pues qué le vamos a hacer

Lo mejor es que pidas ayuda, y pongas los triángulos, las luces de emergencia, te pongas el chaleco reflectante  y todas esas cosas que te enseñaron en el carnet de conducir. 

Pasos para cambiar la rueda 

Una vez hecho todo esto, “arremángate” y: 
  1. Saca todo el peso que puedas del vehículo: esto incluye maletas y pasajeros principalmente, pero también bicicletas, sacos de pienso para perros o todo lo que se considere una carga pesada.
  2. Pon todas las herramientas que necesites utilizar en el suelo, gato, rueda de repuesto y llave.
  3. Si el tapacubos está puesto, quítalo. Después desafloja un poco los tornillos con la llave y la prolongación que viene con ella para hacer más fuerza. Es suficiente con que los aflojes un poco, media vuelta y listo. 
  4. Ahora viene la parte más complicada o que más nos asusta. Hay un punto en concreto en los bajos del coche en el que poner el gato para que no se resbale. Normalmente es el punto más cercano a la rueda pinchada (Viene en el manual del vehículo, en el que tienes en la guantera).  Cuando el coche se haya levantado un poco, pero no lo suficiente como para que la rueda pinchada deje de tocar el suelo, pon la de repuesto al lado de la pinchada, debajo del coche, para que amortigüe si por un casual el gato se resbala. 
  5. Sigue levantando el coche y cuando la ruedaya no toque el suelo, quita los tornillos (SIEMPRE EN DIAGONAL) y ponlos en un lugar seguro para no perderlos de vista..
  6. Una vez quitados los tornillos, quita la rueda con cuidadito tirando hacia ti. Pesará y estará sucia así que ojo. Cuando la quites, ponla al lado de la de repuesto, debajo del coche, como precaución. 
  7. Coge la rueda de repuesto y colócala en el hueco que ha dejado la otra rueda. Asegúrate, por supuesto de que está bien colocada y que gira adecuadamente. Ahora pone los tornillos uno a uno y tal como los quitaste, es decir, en diagonal. Apriétalos del todo sólo con las manos. Como precaución diremos aquí que nunca, nunca, nunca, te metas debajo del coche cuando éste esté levantado por el gato, puede ser peligroso. 
  8. Una vez esté puesta la rueda, baja el coche con el gato hasta que la nueva rueda toque el suelo y aprieta los tornillos con la llave (Sin apretarlos del todo). Ahora puedes quitar la rueda pinchada de debajo del coche, terminar de bajarlo del todo y retirar el gato. 
  9. Por último aprieta del todo los tornillos, recoge todas las herramientas y ponlas en donde corresponde. 
Y ya está, rueda cambiada. Un par de consejos es que cambies la rueda de repuesto por una nueva lo antes posible y que si no está muy hinchada, no corras o te metas por carreteras que no estén asfaltadas. 

Así que buena suerte, y esperamos que no tengas que hacerlo nunca! O por lo menos no en situaciones demasiado adversas.


Aquí una explicación de cómo NO utilizar el gato 




Si necesitas otros consejillos para cuando alquilas un coche, aquí te dejamos una serie de recomendaciones para que no se te pasen ninguno de los detalles importantes!!

2 comentarios:

mecanica del automovil dijo...

Muy buen aporte. Considero que poseer conocimientos básicos en mecánica es muy importante para todos aquellos que poseen un vehículo. De este modo no solo se pueden arreglar problemas cotidianos en las diferentes máquinas sino que también el hecho de poder detectar inconvenientes en los autos ayuda a prevenir accidentes de tránsito.

TravelJigsaw dijo...

HOla! Desde luego que sí! Aunque no se sea un manitas tener unos conocimientos básicos siempre ayudará, por lo menos a no tener que pedir ayuda para todo!

Saludos, y gracias por pasarte a comentar