26 oct. 2011

Qué ver en Filipinas: Las Colinas de Chocolate

Las colinas de chocolate son probablemente la atracción turística más importante de las islas Filipinas. Situadas en la isla / provincia de Bohol, algunos dicen que son como las colinas que un niño dibujaría, otros que parecen pechos de mujer… Los que ven las imágenes por primera vez piensan que es imposible que esta maravilla de la naturaleza no haya sido creada por el hombre, pero abandonan la idea, pues esto sería un esfuerzo mucho más grande que el construir las propias pirámides de Egipto.


Las colinas de chocolate son ni más ni menos que 1268 colinas, todas con forma uniforme y una altura de entre 30 y 50 metros. Están cubiertas de hierba, y en otoño ésta se vuelve marrón, dándole sentido a su nombre.

La leyenda

La leyenda dice que las colinas se crearon durante una pelea de gigantes, que pasaron días lanzándose piedras y arena el uno al otro… cuando quedaron exhaustos, hicieron las paces y dejaron la isla, dejando atrás las montañas derivadas de su pelea.

Una leyenda algo más romántica habla de otro gigante, Arogo, que se enamoró de una chica normal, llamada Aloya. Al morir ésta, el gigante lloró y lloró y sus montañas se transformaron en colinas, como prueba de su pena y dolor.

La realidad

Sin embargo, a día de hoy, ni siquiera los geólogos más importantes han conseguido llegar a un acuerdo de cómo se formaron realmente las colinas. La teoría más común es que son “formaciones erosionadas de un tipo de piedra caliza marina en la parte superior de una capa impermeable de arcilla”. Lo que quiere decir que se formaron en los fondos oceánicos hace millones de años, y que los movimientos tectónicos las elevaron a la superficie. Como están compuestas de una roca caliza blanda, la lluvia y el viento terminaron de moldear su forma, suave y redondeada.

Como llegar

Cualquier guía turístico estará encantado de llevarte a las Colinas de chocolate, tanto dentro de un tour determinado, como en una excursión de un día. No obstante, si quieres ir por tu cuenta, deberás salir desde Tagbilaran, y coger un bus que vaya hacia Carmen. Con decirle al conductor que te deje en el Complejo de las Colinas de Chocolate sólo te queda un paseíto de unos 10 minutos para llegar al complejo. A la vuelta, podrás hacer lo mismo, o esperar a alguno de os motociclistas que te llevarán de vuelta al pueblo en modo-taxi

Donde alojarte

Pues desgraciadamente no hay muchos lugares donde alojarte en los alrededores de las Colinas de chocolate. Tendrás que optar por quedarte en alguno de los hoteles de los alrededores de la Isla de Bohol.

No hay comentarios: