7 nov. 2011

Amaxofobia: miedo a conducir

La amaxofobia es el miedo a conducir. La mayoría de los que lo sufren tienen el carnet de conducir desde hace más de 10 o 15 años y no conducen muy a menudo. Esta mayoría también reconoce que empezó a cogerle miedo tras algunos años de ya tener el permiso. El miedo a conducir lo sufren casi el doble de mujeres que de hombres, aunque en los hombres se suele presentar a una edad más tardía (a partir de los 60 años) y va siempre relacionada con la limitación o la pérdida de sus capacidades.


La razón más probable del desarrollo de este miedo es el haber sufrido o presenciado un accidente de tráfico grave. También afecta a gente que por naturaleza es insegura y tiene miedo a la falta de control, suelen sufrir estrés y depresión habitualmente. También afecta a gente que ha dejado de conducir por un tiempo o que padece otro tipo de fobias, como miedo a los espacios cerrados o a volar.

Dicen los expertos que los que sufren esta rara fobia suelen ser personas muy perfeccionistas, responsable y autoexigentes, aunque tiene la necesidad de ser cuidados por alguien más. A la mínima que ven cualquier tipo de riesgo prefieren no conducir lo que provoca que sean personas bastante dependientes y que cambian de planes con demasiada facilidad. Buscan excusas para no salir conduciendo, y en consecuencia, se sienten tristes, impotentes, frustradas y con baja autoestima, básicamente porque no entienden el origen del miedo y no saben cómo superarlo. La gente que aun teniendo el miedo, conduce, lo hace normalmente con ansiedad y nerviosismo, taquicardia y sudoración en las manos. Más o menos comparable con la primera vez que coges el coche de la autoescuela.

Como cualquier otra fobia, el miedo a conducir o amaxofobia también tiene tratamiento, y el primer paso es, como en la mayoría de estos casos, reconocerlo ante amigos y familiares. También es importante tratarse con un psicólogo especializado en fobias. Otros consejos para superar este miedo son en primer lugar, ponerse en manos de un psicólogo si se ha sufrido, presenciado o perdido a alguien importante en un accidente de tráfico para superar el estrés post-traumático y también se recomienda ponerse en manos de un profesor de autoescuela o algún familiar para volver a ganar la confianza en uno mismo al volante.

En España, aproximadamente el 33% de la población con carnet de conducir reconoce tener miedo a coger el coche en circunstancias adversas; es decir, con mal tiempo, de noche, con mucho tráfico o en un trayecto que no conocen. Eso supone unos 8,5 millones de personas. De ellos, solo 1 millón y medio (El 6%) sufre este miedo en su máxima expresión, “amaxofobia incapacitante”, es decir que no son capaces de ponerse al volante.

Y tú ¿Conoces a alguien que sufra de amaxofobia?

Esta información ha sido sacada de la página web de la Fundación MAPFRE

No hay comentarios: